Inicio de sesión

Bienvenido de nuevo. Inicia sesión para comenzar

Registro de usuarios

¡Hola! ¿Has sido capaz de localizar algún tipo de termita en su área o durante algún viaje?
Por favor, contribuye al proyecto completando nuestro breve cuestionario.

Recuperación de contraseña

¿Olvidaste tu contraseña?
No te preocupes, podemos solucionarlo.
Las alas de las termitas: Reproducción, dispersión e identificación

Las alas de las termitas: Reproducción, dispersión e identificación

 

Las termitas solían ser llamadas como el Orden Isóptera. Aunque en la actualidad la categoría de Orden ya no exista en las termitas, muchos investigadores siguen creyendo que es adecuado categorizarlas dentro del sub-Orden Isóptera, como una forma de evitar problemas a la hora de hablar de las termitas y su evolución.

La palabra Isóptera proviene del griego isos, que significa "igual", y ptera, que significa"ala". Hablaríamos entonces de los insectos con 2 pares de "alas iguales". Y esta, es sin duda una de las primeras reglas que permite identificar una termita en relación a un Díptero (presentan solo 1 par de alas, Ej: moscas) o de un Himenóptero (presentan 2 pares de alas membranosas, siendo un par más pequeño que el otro, Ej: abejas).

Aun cuando son unas voladoras poco eficientes, las termitas dependen totalmente de las alas, ya que estas les permitirán volar lejos del nido en que nacieron y formar una nueva colonia. Siendo, en este aspecto, las termitas que viven en un trozo de madera mejores voladoras y más dependientes de esta capacidad que aquellas que pueden anidar en el suelo.

Como decíamos antes, las termitas poseen 2 pares de alas, siendo las alas posteriores casi idénticas a las anteriores. Estas alas se encuentran paralelas al cuerpo durante el descanso y forman ángulos rectos durante el vuelo. La parte basal del ala se encuentra cubierta por una especie de escama, la que es más grande en el ala anterior que en el posterior. Al final de dicha escama, se ubica un sector más delicado, con una sutura (la sutura humeral), la que se rompe fácilmente tras el vuelo. Esta liberación de las alas ocurre en forma automática en todas las familias, siendo la única excepción la familia Mastotermitidae (la más antigua de todas las familias de termitas, en términos evolutivos), donde el ala debe ser masticada por la termita para poder ser liberada.

 

Las alas como un mecanismo de identificación

 

Si bien las alas son de ayuda para las termitas, sirven también de gran utilidad a los científicos. Normalmente la identificación de especies en termitas es obtenida a través del análisis de sus soldados, los que presentan especializaciones físicas distintivas para cada género e incluso especie. Pero lo que no sabe todo el mundo es que las alas son también un buen mecanismo de identificación.

Las familias de termitas difieren principalmente en la venación de las alas. A medida que avanzamos filogenéticamente, encontramos también una progresiva simplificación de la venación. Es decir, Termitidae presenta las alas más simples, mientras que Mastotermitidae presenta las alas más complejas dentro de las termitas. De hecho, Mastotermitidae presenta una estructura que no se encuentra en ninguna otra familia de termitas, pero si en cucarachas, el lóbulo anal.

 

Las venas de las alas

 

Si bien la venación de las alas dependerá de cada familia e incluso género de termitas, cada una de ellas posee un nombre en específico, aunque puedan estar no siempre presentes. A la primera vena (que en realidad no es una vena, ya que no posee un tubo traqueal) y que se encuentra altamente esclerotizada, le llamamos “margen costal”. Luego se observa la “subcosta”. Le siguen las tres venas “radiales”, las que pueden estar separadas o fusionadas. La siguiente vena es el “sector radial”, el cual se separa en pequeñas sub-venas. Continuando, aparece una última vena pigmentada, la “media” (presente solamente en Neotermes). En el centro del ala encontramos el “cúbito”, el cual se ramifica a medida que baja por el ala hasta alcanzar el ápice de esta. Y, en Mastotermitidae, encontraríamos un último set de venas, las venas anales.

Ala anterior de Neotermes sp. Fotografiada por Rudolf H. Scheffrahn.

 

Kalotermitidae

Rhinotermitidae

Termitidae

3 o más venas esclerotizadas.

Escama del ala anterior más grande que el pronoto.

Radio con 1 o 2 venas anteriores.

 

 

2 venas esclerotizadas.

Escama del ala anterior más grande que el pronoto.

Radio inmediatamente después del margen costal, y sin ramificaciones anteriores (aunque sí posteriores).

 

2 venas esclerotizadas.

Alas de color.

Escama del ala anterior de pequeño tamaño (más pequeño que el pronoto).

Sector radial reducido o ausente.

Radio inmediatamente después del margen costal, y sin ramificaciones.

 

Ala de Incisitermes nishimurai

Ala de Prorhinotermes simplex

Ala de Nasutitermes sp.

Principales diferencias entre las venas de las familias Kalotermitidae, Rhinotermitidae y Termitidae.

 

Alas de las termitas de España

 

Las alas de las termitas nos permiten identificar familias, géneros e incluso especies. Considerando las más de 3100 especies de termitas descritas a día de hoy, podríamos pasar muchos artículos describiendo sus alas. Es por esto que nos detendremos a analizar solo las características de las alas que nos permiten identificar a los 4 géneros de termitas presentes en España peninsular.

Familia Kalotermitidae:

Reconocibles inmediatamente por la presencia de sus tres venas altamente esclerotizadas, podemos diferenciar dos especies en España peninsular:

Kalotermes flavicollis

 

 

·        Ala altamente esclerotizada en su base y en sus primeras venas.

·        Ala de color oscuro.

·        Radio y sector radial altamente esclerotizado.

·        Vena media gruesa y bien marcada en su zona basal.

·        Gruesa escama en el inicio de la vena.

 

Cryptotermes brevis

 

 

·        Vena media marcada y que se une al radio.

·        Subcosta y radio ubicados estrechamente cerca del margen costal.

 

Rhinotermitidae

Reconocidos fácilmente por sus únicas dos venas altamente esclerotizadas, es posible encontrar dos especies. Ambas especies resultan muy similares y se caractizan por el color oscuro en el cuerpo de los alados y la rugosidad de sus alas. 

 

Reticulitermes grassei

 

 

Reticulitermes banyulensis

                                            

 

 

En insectos las venas suelen estar asociadas a un buen funcionamiento del ala ya que suelen llevar dentro hemolinfa, nervios y tráqueas. Así también, las venas aumentan la dureza del ala al actuar como barreras que detienen el fraccionamiento del ala. Sin embargo, en termitas ninguna especie parece ser mejor voladora que la otra, aun cuando presenten diferentes venaciones. En relación a esto, se cree que la pérdida de ciertas venas no sería nada más que la representación de una reducción general del tamaño corporal a lo largo de la evolución de las termitas.

 

Bibliografía

 

Chapman, R.F. (1998). The Insects: Structure and function (4th ed.). Cambridge, New York: Cambridge University Press. ISBN 0-521-57048-4.

 

Dirks, J. H., & Taylor, D. (2012). Veins improve fracture toughness of insect wings. PloS one, 7(8), e43411.

 

Eggleton P. 2011. An introduction to termites: biology, taxonomy and functional morphology. In Bignell DE, Roisin Y, Lo N, eds. Biology of Termites: A Modern Synthesis. Dordrecht: Springer. 1–26.

 

University of Florida. https://entnemdept.ifas.ufl.edu/creatures/urban/termites/florida_darkwinged_termite.htm (Recuperado el 07/04/2019)

 

Weesner F (1970) External anatomy. In: Krishna K, Weesner F (eds) Biology of termites, vol I. Academic Press, New York, NY, pp 1–23.

 

 

 

Un artículo escrito por la Dra. Valeria Palma-Onetto